Sábado 26 Noviembre 2022

13 de Septiembre DIA DEL BIBLIOTECARIO/A

dia bibliotecario

El Día del bibliotecario/a se celebra en Argentina todos los 13 de septiembre, cuando se cumple un nuevo aniversario de una destacada edición del diario La Gaceta de Buenos Aires publicada el mismo día de 1810.

Según lo establecido por el Congreso de Bibliotecarios reunidos en Santiago del Estero en 1942, este homenaje a todos los bibliotecarios/as del país coincide con el artículo titulado “Educación”, escrito por Mariano Moreno, en el que se informaba sobre la creación de la Biblioteca Pública de Buenos Aires, hoy Biblioteca Nacional. A su vez, en aquel documento se anunciaban también los nombramientos del Dr. Saturnino Segurola y Fray Cayetano Rodríguez, los primeros bibliotecarios oficiales de la nueva era de la Independencia de la República.

Posteriormente, en el año 1954, la fecha se instituyó como "Día del Bibliotecario" a nivel nacional mediante la sanción del Decreto Nº 17.650/54 en homenaje a los/las profesionales de todo el país que trabajan en las bibliotecas.

El Sistema de Bibliotecas del Poder Judicial saluda afectuosamente a los bibliotecarios/as que cumplen funciones en las Bibliotecas J. J. Llambías y Camal Zamar, como así también hace extensivo el saludo a todos los bibliotecarios de la provincia de Jujuy y el país, que con su labor diaria, silenciosa y vocacional contribuyen enormemente a revalorizar la profesión a pesar de los desafíos que se presentan.

 

"... Como bibliotecario, tengo la misión de custodiar la información que antes se hallaba unicamente impresa en el papel de los libros, y no era complicado ordenarla; sin embargo hoy los datos y el conocimiento fluyen a través de múltiples formatos, por cables, circuitos, ordenadores, avanzados aparatos, creaciones inteligentes... la ciencia y la tecnología rompen  fronteras, la cultura y la civilización avanzan sin descanso... el bibliotecario, por lo tanto, debe ser consciente de esto y está obligado a adaptar su rol de acuerdo a los nuevos tiempos."  (H.Q.F.)

                                                                  

  

 

Afganistán: un grupo de mujeres abre una biblioteca para combatir el aislamiento talibán

biblafgan

 

El espacio está destinado a niñas y mujeres, cada vez más excluidas de la vida pública. Recibió donaciones de profesores y escritores, y tiene libros de ficción, de ciencia y de economía.

Un grupo de activistas afganas por los derechos de la mujer inauguraron hace algunos días una biblioteca en Kabul, con la esperanza de ofrecer un oasis a las mujeres cada vez más apartadas de la educación y la vida pública bajo el régimen talibán.

“Hemos abierto la biblioteca con dos propósitos: uno, para las niñas que no pueden ir a la escuela, y otro, para las mujeres que han perdido su trabajo y no tienen nada que hacer”, dijo Zhulia Parsi, una de las fundadoras de la biblioteca.

Desde que tomaron el control de Afganistán hace un año, los talibanes islamistas han dicho que las mujeres no deben salir de casa sin un pariente masculino y deben cubrirse la cara, aunque algunas habitantes de los centros urbanos ignoran la norma.

Leer más: Afganistán: un grupo de mujeres abre una biblioteca para combatir el aislamiento talibán

Grooming: la Biblioteca del Congreso de la Nación aborda la temática a través de un Dossier

unnamed

La Biblioteca del Congreso de la Nación, a través de la Dirección Servicios Legislativos, presenta la publicación del Dossier Legislativo Nº 235 el cual se encuentra a disposición de los lectores en el sitio web de la institución.

Cabe aclarar que el Dossier contiene antecedentes parlamentarios, instrumentos internacionales, legislación nacional y provincial, doctrina, jurisprudencia y otros documentos de interés referidos a un tema específico. En esta oportunidad el tema elegido es “grooming”.

Para tener acceso al citado documento seguir este LINK.

 

 

  

El club de los superlectores: hay gente en España que lee 80, 150 o 300 libros al año, y no es tan difícil como suena

lectura

La media nacional se encuentra en doce volúmenes anuales, pero hay voraces lectores que la elevan por encima del centenar. Ellos mismos nos cuentan cuáles son sus hábitos y trucos para alcanzar estas cifras.

Mariano Hortal es ingeniero, tiene 46 años, un trabajo de más de ocho horas diarias, una esposa y un hijo de nueve años. Además, lee más de 200 libros al año. Este, afirma, probablemente supere la barrera de los 300. El año pasado ya había alcanzado la friolera de 285. Cuando la entrevista con El Confidencial tiene lugar, el registro de 2022 iba por 220 volúmenes. Los dos últimos, 'La lista de invitados' de Lucy Foley y 'La última misión de Gwendy' de Stephen King, pero desde entonces habrá añadido unos cuantos a la lista. Su cuenta de Goodreads acumula en total 2.873 volúmenes leídos. "Para mí es como un reto", explica. Hortal es uno de los ejemplos más radicales de lo que se podría llamar superlector, esos aficionados a la literatura que leen al año la misma cantidad de libros que pueblos enteros. Según la última encuesta de hábitos de lectura y compras de libros de 2021, los mayores de 18 años leen de media 10,2 libros anuales, pero hay un 36% de personas que no leen ni uno. La falta de tiempo es la razón que aducen la mayoría de los encuestados (49,8%) para no leer más, pero si hay algo en lo que coinciden los superlectores es que si uno quiere sacar tiempo, puede hacerlo.

"Yo siempre llevo encima un bolso con libros porque no sabes cuándo te vas a encontrar con una cola o un rato de espera. No uno, sino dos, por si acaso, y si son cortos, tres. Uno de los terrores más grandes que he tenido era que se me acabara el libro y no tuviera nada para leer. Una vez me pasó y me bajé del metro para ir a un quiosco donde comprarme otro", recuerda sin alardear de sus logros. Al día, explica, saca unas tres o cuatro horas dedicadas a la lectura, "igual que Stephen King, que él decía que leía cuatro horas y escribía otras cuatro, y eso te da para leer muchos libros". Por ejemplo, Hortal saca una hora y media cada mañana antes de entrar al trabajo. Su truco, establecer una rutina, aunque sea de media hora, y mantener el móvil lejos. La principal competencia para la lectura es, de hecho, el uso de los dispositivos electrónicos. "El móvil y las tablets te quitan mucho la atención, pero puedes estar viendo Netflix y al mismo tiempo consultando el móvil, en cambio no puedes hacer eso al mismo tiempo que lees un libro", valora Hortal. Su caso es excepcional porque, a diferencia de otros superlectores que son profesores, escritores o periodistas, su trabajo no tiene relación con la lectura. ¿Escapismo? "La sensación que tengo de mi trabajo es que es una forma de ganarse la vida pero no me va la vida en ello. El ocio es más importante en mi vida que el trabajo".

Leer más: El club de los superlectores: hay gente en España que lee 80, 150 o 300 libros al año, y no es tan...

Servicios on-line exclusivos para el Poder Judicial

Catálogo de Legislación
Catálogo Bibliográfico SIBJU
Publicaciones Periódicas

Boletines Jurídicos

- Envío de documentos en texto completo sólo para usuarios del Poder Judicial -